jueves, 28 de febrero de 2008

Como no hacer una política progresista de vivienda:

Así, no. Así no se hace política de vivienda progresista. ¿Cómo es posible que ahora un gobierno nos quiera vender como una medida progesista alargar el plazo de las hipotecas?

Alargar el plazo de devolución del préstamo sólo sirve para engordar los bolsillos de bancos y cajas de ahorros, que cobrarán más intereses, y hacer más largo el suplicio.

Además, alargar los plazos de los préstamos ayuda a aumentar los precios de las viviendas. Si el vendedor sabe (que lo sabe) que el comprador puede acceder a un préstamo a 50 años le cobrará un precio mayor por la vivienda que si el préstamo es a 20 años. Eso es lo que ha pasado en la última década. Queriendolo o dejandose esto es jugar en el bando de los grandes poderes económicos y abandonar (aunque pretenda vender lo contrario) a las capas más necesitadas de la población.

2 comentarios:

  1. Eso es progresismo, si señor.

    ResponderEliminar
  2. Es como alargarnos un poco más la cuerda de la horca

    ResponderEliminar

Si quieres cambiar algo, sé parte del cambio, implícate, participa, difude. Desde fuera mirando sólo adquieres el vicio de la crítica.